Tratamiento del acné



El objetivo del tratamiento del acné es prevenir o tratar las lesiones, reducir el malestar físico causado por la inflamación, para mantener la piel en apariencia sana, prevenir o minimizar la formación de cicatrices no deseadas, que comienzan en la adolescencia y pueden causar efectos adversos psicológicos y sociales.

El primer paso en el tratamiento es asegurarse de que el paciente y/o sus padres no "creen" en los diversos mitos que se han creado sobre el acné. El acné no es causado por la suciedad, los pensamientos impuros o malos.Sin embargo, los estudios han demostrado la influencia de la dieta en el curso de enfermedad. El alto consumo de grasas y / o carbohidratos influyen en la producción de sebo. Los pacientes a menudo encuentran que un determinado alimento, generalmente graso o dulce, agrava la situación. Asimismo, el estrés puede afectar, aunque el uso de tranquilizantes no tiene ningún efecto positivo sobre el acné

La limpieza de la piel con acné debe ser realizada solamente dos veces al día, suavemente y con jabón adecuado. Las toallas y esponjas deben ser evitados, porque aumentan la irritación. El lavado y el uso excesivo de exfoliantes se debe evitar porque causan la ruptura de los folículos y pueden aumentar la inflamación.


tratamiento-del-acne

La primera visita al médico es muy importante y es el punto en el que el paciente crea unas expectativas realistas sobre el tratamiento y desmitifica algunos de los conceptos pre-existentes. Los adolescentes generalmente quieren respuestas rápidas y milagrosas, pero tienen que saber que el tiempo mínimo para la mejora gira en torno a los seis meses. Los primeros resultados sólo aperecen tras la cuarta semana y  hay una mejora de un 20% suplementario cada dos meses.

Por tanto, el o la paciente deben ser conscientes de que el acné, en un gran porcentaje de casos, es una condición que le va a acompañar durante gran parte de la adolescencia y que necesita un seguimiento intensivo, en parte para prevenir la reaparición

Con respecto al tratamiento, hay una gran variación. Algunos médicos recetan de uno a dos productos, mientras que otros establecen un tratamiento basado en cinco o seis productos. En general, el paciente sigue mejor el tratamiento con sólo dos fármacos. Sin embargo, lo más importante es analizar cada caso individualmente.

Los tratamientos se pueden dividir en tres grandes categorías:
• El tratamiento tópico
• El tratamiento sistémico
• Tratamiento físico (extracción de comedones, crioterapia y fototerapia).

Tratamiento tópico con anticomedogénicos y antimicrobianos

Es el tratamiento de elección para los  comedones pápulas pequeños a moderados. Este tipo de tratamiento es prolongado, debe ser aplicado en toda la zona afectada.

  • Ácido Salicílico
  • Azufre
  • Adapaleno
  • Tazaroteno
  • Tretinoína
Antimicrobianos
  • Ácido azelaico
  • Clindamicina
  • Eritromicina
  • Peróxido de benzoilo
  • Peróxido de benzoilo / clindamicina
  • Peróxido de benzoilo / Eritromicina

Tratamiento sistémico con antibióticos orales

  • Oxitetracilcina
  • Eritromicina
  • Minociclina
  • Oxitetraciclina/tetraciclina
  • Doxiciclina
  • Limeciclina
  • Trimetoprim

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.

Entradas populares