Acné resistente al tratamiento con antibióticos



El fenómeno de la resistencia a los antibióticos es complejo y tiene múltiples causas. Entre los fenómenos que están enlazados con la aparición de resistencia está el uso abusivo e indiscriminado de los antimicrobianos en la práctica clínica. El uso inadecuado de estos fármacos está influenciado por varios factores, tales como las expectativas de los propios pacientes en que los antibióticos lo curan todo, la publicidad de las compañías farmaceúticas y a veces los propios médicos, que no realizan previamente las pruebas de susceptibilidad de las bacterias a los antibióticos comunes. Así, por ejemplo, se demostró que el 92% de las personas con infecciones del tracto urinario han hecho uso de los antimicrobianos, sin haber llevado a cabo cultivo de orina y la automedicación es una práctica común, estimulada por la facilidad de compra de medicamentos sin requerir receta.

Además de estos factores, los estudios de epidemiología muestran deficiencias en el uso de los antibióticos, aun cuando sean prescritos por los médicos: errores en la indicación de la hora o la elección del agente terapéutico, así como no completar los días de tratamiento son causas muy comunes.

También que hay casos de resistencia a los antimicrobianos como consecuencia de su uso en la producción ganadera. En la alimentación animal, los antibióticos se utilizan en gran escala como aditivos alimentarios, a fin de promover el crecimiento del animal, ya que proporcionan en particular una mejora en la utilización de los alimentos por los animales, lo que conduce a un aumento de la productividad. Los mecanismos por los cuales los antibióticos promueven el crecimiento son:
  • producen una reducción en el espesor de la pared intestinal, que puede resultar en una mejor absorción de nutrientes por el animal
  • producen una reducción de la flora bacteriana intestinal del animal, permitiendo que haya más nutrientes disponibles
  • reducen el número delas bacterias dañinas en el cuerpo del animal que pueden reducir el rendimiento y causar enfermedades subclínicas
  • protegen a la bilis de su digestión por parte de las bacterias, lo que se traduce en una mayor absorción de grasa por el animal, aumentando su tasa de crecimiento

acne-resistencia-antibioticos

Las bacterias desarrollan una resistencia a estos antibióticos en el animal. Después, el consumo humano de estos animales, lleva bacterias resistentes que puede  colonizar nuestro cuerpo y transferir los genes para la resistencia a los antibióticos a las bacterias allí presentes. En la Unión Europea estas prácticas están ya prohibidas.

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.

Entradas populares